Juego de Rol
 
ÍndiceBienvenidosFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Heridas que Matan...

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente
AutorMensaje
Ancel Dieter

Docentes
avatar

Mensajes : 460

MensajeTema: Re: Heridas que Matan...   Mar Mayo 22, 2012 10:34 pm

-Buen chico....-

Susurro con satisfaccion cuando el orgullo del menor quedo de lado, cuando aquellas palabras salieron de aquellos obstinados labios.

-Ahora te enseñare...-

Mordisqueo el lobulo del oido derecho de Shaesar con una lentitud martirizante, casi sadica al tiempo en que las palabras se deslizaban graves y cargadas de pasion. Aquellas manos que dieran caricias hoscas, simples y directas comenzaron levemente a tocar aquella fisonomia, reconociendo el cuerpo que sostenia, lo delgado y suave, la calidez que desprendia atraves de ese manto fino y humedo. Los labios del mayor buscaron sitios en aquel cuello especificamente, ahi donde la carne era mas sensible, mordio, lamio y saboreo embriagandose con aquel sabor, le aferro con una suavidad y delicadeza invirtiendo la posicion que mantenian, dandole descanso finalmente a ese cuerpo inexperto que conocia por primera vez el toque de un amante.

Lleno de besos y formo un humedo camino en aquella piel, con la nueva posicion aun cuando el movimiento en su cadera era lento, casi considerado en aquel instante, como si le diera tiempo a ese cuerpo a acostumbrarse a la invasion, parecia sincronizarse con los besos y caricias que proporcionaba, los dedos atajaron los pequeños pezones rosados, pellizcandolos un poco.

-Tu cuerpo es tan honesto... tan lujurioso y lascivo... y me llamas a mi pervertido...-

Masajeo la areola cuando los dientes se prendieron a la punta, dio pequeños circulos, incitando aun mas aquella dureza que tomaban, se tomo su tiempo entre uno y otro antes de seguir con ese reconocimiento, uno que acompañaba un compas mas intenso dentro de aquel cuerpo cuando la humedad y calidez con que le acogian aumentaba, cuando los espasmos del cuerpo de Shaesar le indicaban que pasaba lentamente a acostumbrarse, estaba devorandole, clamando mas atencion y aquello le saco media sonrisa.

Corrio aquella cinta que aprisionaba el rojizo y palpitante miembro del menor, dejando que se rozara entre ambos cuerpos, aquel movimiento en su pelvis se habia intensidicado, al punto de volverse rapido, frenetico, con cada embestida ganaba mas terreno, profundizaba aun mas, por momentos salia por completo de ese interior sencillamente para arremeter con renovadas fuerzas. Jadeos emitidos con voz profunda, los ojos verde devoraban los ajenos mientras le comia a besos, inclusive el aroma de las flores que le rodeaban le embriagaban y le instaban al desenfreno

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Shaesar

Estudiantes
avatar

Mensajes : 507

MensajeTema: Re: Heridas que Matan...   Miér Mayo 23, 2012 5:47 pm

Aceptar su extraño amor, iniciar un juego peligroso donde no había más contrato que la decisión de ellos mismos. Shaesar sabía que si habían acabado así él tambien había puesto de su parte y ahora no veía por donde escapar de ese caos que era su mente. Tal vez dejarse llevar por el corazón era lo más acertado en ese instante, por que definitivamente con aquella jujgosa boca de labios gruesos e ideales para besar, le era imposible escapar.

-Mmmh...profesor...-su rostro se echó hacia atrás y apesumbrado al sentirlo en su oído, tenía su hombría al límite y aun así, la pasión era tan envolvente que no le permitía protestar, vibrando en cada una de sus caricias, por que sin saber que decir las palabras escapaban de sus labios en simples jadeos y a veces tan solo susurrando del nombre de Ancel. Era extraño, por que nunca se había escuchado así mismo llamar a alguien así, casi como si solo tuviera un dueño.

-Me tortura¡...con cada una de sus palabras...aaan¡¡...maldito, por que sabe que es el único que me hacer sentir así...aaann¡¡

Notó como invertía las posiciones, cruzando las piernas instintivamente sobre la cintura del profesor y lamiendo sin darse cuenta los labios ajenos cuando el castaño comenzó a cabagarlo con lentitud. Las pieles estaban tan resbaladizas por la humedad que el agarre era simplemente perfecto, sus cuerpos se acomplaban y se fricionaban el uno contra el otro con una sincronización increíble, permitiéndole disfrutar del exquisito contacto de su amado.

-Aaaa¡¡...aaah¡¡...noo...-su cuerpo se tensó y tembló al sentirlo en sus sensibles tetillas, había intensificado incluso más el placer que nunca podría describir con palabras. Se tapó el rostro con las manos sintiendo el ardor en sus mejillas y sus propias caderas meciéndose por su cuenta para sentirlo mucho más adentro, contrajendo sus paredes internas como si no deseara dejar escapar nada de aquellos embistes, deseaba tenerlo por completo para él. Le consoló cuando liberó su adolorido miembro, con espamos que anunciaron su temprano orgasmo.

-Ancel¡¡...-Gimió elevado en cada una de las embestidas y perdido en el desenfrenado placer que lo absorbía por completo, podía sentirlo con intensidad dentro de su ser, conviertiéndose en uno solo sin darle tregua siquiera a algo tan básico como respirar. Hundió las manos en el cabello del mayor cuando sintió sus besos, correspondiéndole con lentitud y devoción, haciendose cada vez más fogosos. Su mirada ambarina lo observó nublada por el placer y completamente embriagado por su presencia, fué un contacto visual tan íntimo que ni el propio Shaesar logró descifrar, o tal vez el menor tan solo le decía que lo había aceptado y ya está, que no habría nadie más como él.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ancel Dieter

Docentes
avatar

Mensajes : 460

MensajeTema: Re: Heridas que Matan...   Miér Mayo 30, 2012 10:59 am

Imagen tal no habia, un rostro sonrojado, una mirada vidriosa y anhelante, ese rostro del menor cargado de deseo y lujuria, una cara que absolutamente nadie conocia salvo el que profanaba el juvenil cuerpo en medio de esa lujuriosa contienda de cuerpos. Atajo aquellos labios sonrojados e hinchados que sumisamente se entregaban a las ordenes del mayor. Saboreo y paladeo esa lengua que no transmitia el mensaje que los ojos ambarinos mostraban claramente. Un mensaje que si bien recibia, no imaginaba corresponder, no tenia en lo mas minimo comprension para ese sentimiento que el menor experimentaba, aun cuando su propio cuerpo resonaba de alguna manera con el del menor, su corazon sencillamente no estaba en la frecuencia adecuada.

Un amor juvenil iba y venia, un capricho como sentia era el del albino parecia ser aun mas pasajero o eso queria pensar, pero si habia algo mas ahi, no pensaba responsabilizarse por el menor... No habia cavida para un sentimiento tan molesto, cierto? Esa persona que tenia ahi era un simple cuerpo mas entre sus brazos, un amante pasajero, uno mas de la interminable lista que seguiria a lo largo de su vida, asi intentaba convencerse de lo que ocurria; en medio de aquella molestia, dejarse engañar asi por el que llamaba su protegido, victima de una simple monopolizacion sobre ese extenuante chiquillo que era Shaesar, no queria y no pensaba profundizar mas alla de las razones para que los cuerpos de ambos terminaran envueltos de aquella forma.

Retozaria y nada mas, eso debia ser todo...

Su nombre pronunciado por aquellos labios, en aquella voz rota por el placer entre jadeos, le sono a gloria, atrapado en ese cuerpo que parecia darle una lucha sin cuartel, como si se fundieran en uno solo, adoraba las expresiones mas basicas del cuerpo en los momentos como aquellos, sin pretenciones, la mas simple y sencilla naturaleza humana, la lujuria que invade en v erdad los corazones mas perfectos y mezquinamente escondidos, ni un solo ser es capaz de escapar de esas suciedad, de esa intensidad donde queda al descubierto no solamente el cuerpo si no el alma, bueno... casi cualquiera segun la mirada de Ancel.

El simple sonido de fluidos y el chapoteo en cada embestida, aquellos olores propios del acto y la friccion de los cuerpos humedecidos por el sudor de los cuerpos en medio de esa accion eran drogas, unas drogas aderezadas por los sonidos exquisitos de esa voz que parecia romperse con cada suspiro, con cada gemido.

-Correte.... dejame ver su expresion.-

Ordeno quedamente cuando con una renovada fuerza embestia aquel cuerpecito que parecia a punto de terminar en medio del placer y que con maligno pensamiento atajo el miembro rojizo e hinchado por el placer, humedo y palpitante, buscando ayudarle con la orden que le daba recien.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Shaesar

Estudiantes
avatar

Mensajes : 507

MensajeTema: Re: Heridas que Matan...   Miér Mayo 30, 2012 2:20 pm

Ancel había sido el primero en poseerlo y eso dejaría una clara huella en los recuerdos de Shaesar, puede que la forma de haberlo hecho no era la más adecuada ni la que él aprovase verdaderamente, podía tener sus dudas luego sobre lo sucedido e incluso guardarle rencor por haberlo tomado así, lo único seguro es que Shaesar ya no podría huír de esa sombra.

A duras penas logró corresponder a los besos que le demandaba su "profesor" pero al mismo tiempo disfrutando de la dulce sensación que le dejaban en los labios y reclamando con su lengua la garganta, un recuerdo que casi sentía palpable incluso apenas si separaban para recuperar el aliento.

-Niaa¡¡...nng...no¡....-Negó efusivo y al límite cuando sintió como tomaba su miembro y lo frotaba descaradamente, cualquier cosa que Ancel le hiciera al albino le resultaba en verdad morboso, todo era nuevo para él. Casi no necesito ordenarle cuando se corrió entre ambos.-Kiiaa¡¡...aah¡...rico...

Su cuerpo reaccionó de inmediato tensándose y arqueándose deliciosamente bajo el yugo ajeno, mientras semilla cubría parcialmente el puño que cobijaba su miembro.Se mordió el labio inferior y cerró los ojos, las lágrimas brotaban por si solas mientras el más grande lo seguía penetrando, provocándole ligeros espasmos en su pequeño cuerpo a la espera de que finalmente se viviniese con él.
-Mmm...haa...haaa...pedazo de¡¡...aaah¡¡...para¡¡ frena¡¡...

Lo seguiría insultando hasta el infinito por haberle hecho ceder a semejante locura en medio del jardín de flores, un lugar claramente público y por el que cualquiera podría pasar. A veces, solo a veces se quedaba silencioso y se podía disfrutar en él horas en solitario. Se oyó un golpe seco cuando su malentín terminó por caer al piso, de seguro el balanceo de sus embestidas lo había llevado a la orilla poco a poco.

-Nnng...grrr...no puedo más¡¡...-susurró de pronto cuando sus dientes se clavaron en el hombro del mayor, abrazándose a este y notando sus fuerzas decrecer de nuevo, su expresión se apenó cuando se alertó de los escalofríos que recorrian su cuerpo, de seguro tendría un segundo orgasmo de seguir así..
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ancel Dieter

Docentes
avatar

Mensajes : 460

MensajeTema: Re: Heridas que Matan...   Miér Jun 13, 2012 9:19 am

Sintio aquella calida semilla estallar entre los dedos al tiempo en que profanaba el cuerpo ajeno, la tension deliciosa que abrazaba su miembro en aquella calidez, un ligero tiempo, un minimo de respiro fue todo cuanto concedio a ese pequeño cuerpo que comenzaba a aprender de las delicias carnales, un instante que se tomo para saborear aquella esencia almizclada.

Se sonrio un poco de manera perversa cuando vio en aquel juvenil rostro la satisfaccion que le causaba el descanso de aquella tension, y sin embargo; el no era tan amable como para dejar al menor solo con eso.

-Statu Quo...-

Susurro cuando se inclino sobre el cuerpo ajeno para mordisquear la tierna piel del lobulo de la oreja, le dejo sentir su aliento en aquella piel humeda del cuello antes de mordisquearla, antes de dar una lucha sin descanso a ese cuerpo agonizante de placer, un vaiven acompasado pero furioso de alguna manera, intenso, un simple acto que contenia la mas pura esencia de un amante exigente y seductor, la mas pura esencia de Ancel...

Golpeo una y otra vez ese punto dentro del cuerpo de Shaesar, buscando enloquecerlo una vez mas, salvaje y contundente no dio descanso en esa contienda entre cuerpos, y no pudo evitar reir un poco cuando aquellas palabras cortadas cobraron sentido en su cabeza.

-No, no, no... no esta bien que me pida parar.... no cuando tu cuerpo ha quedado satisfecho... tienes que tomar responsabilidad por lo que has causado...-

Canturreo entre jadeos profundos y modulados mientras le embestia al tiempo en que sentia esas finas garritas clavandose en su cuerpo. Se retiro a penas un par de mechones de cabello que tenia pegados a la frente a causa de la humedad que le cubria el cuerpo cuando aquellos dientecitos afilados se clavaron en su hombro, sin piedad alguna y espoleado por la excitacion que aquel dolor le causo aprisiono con fuerza la piel de las nalgas del menor, seguro de que dejaria marcas.

-Eres injusto... o es que pretendes volverme loco?.-

Lo atrajo hacia si cuando escucho caer aquel maletin con las herramientas de pintura, dejandolo sentado de nuevo sobre su regazo, intensificando aun mas el movimiento de su propia cadera, seguro que el latigazo en su vientre era el aviso de un proximo orgasmo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Shaesar

Estudiantes
avatar

Mensajes : 507

MensajeTema: Re: Heridas que Matan...   Jue Jun 14, 2012 2:49 pm

Se sentía con pleno derecho de morderle alguna que otra vez y más en la forma en que se había iniciado todo. De hecho estaba punto de repetirlo cuando notó la embestida, emitiendo un intenso sonido gutural y notando como al mismo tiempo sus fuerzas eran menores. Ya casi estaba agotado, semidomado como seguramente debía desear el mayor, en un estado de ensoñación y placer, lo suficientemente fuertes como para no poder protestar mucho más y tan solo poder acceder a las demandas del cuerpo más grande al suyo, satisfaciéndose a su antojo.

-Nnngg¡¡...aaah¡¡¡...Ancel...Ancel...-lo llamo de forma armoniosa y encantadora, en un tono bajo y sutil, tan débil y embriagante al mismo tiempo que costaba creer que proviniera del príncipe revelde. Las fuertes manos que ahora sostenían sus sonrojadas nalgas y de las que se acababa de percatar por el ligero pinchazo que notaba de sus uñas, seguramente le dejarían marca. Lo enloquecería de seguir así, sus propias caderas se movieron hacia atrás es un intento de poder alejar aquel desquiciante invasor de su interior, pero las grandes manos se habían convertido en una perfecta barrera.

-No...Aaah¡¡...- cerró los ojos sintiendo como el vigoroso miembro alcanzaba su punto de placer en su interior, entrando y saliendo con fuerza para volver a dilatarlo y su provocando que su pequeño cuerpo temblara. Ancel era un poco grande para él y a pesar de sus temores, ya podía comprobar que si era posible.-Aaaah¡¡...nng..no...no...eres tú el que me va a volver loco a mi¡¡...niaaa¡¡...juro que te mata-ré por esto...

Por supuesto se refería a hacerlo en mitad del jardín, curiosamente en la mente de Shaesar ya no se encontraba culparlo por el simple hecho de deliberar con sus sentimientos. Que Ancel tomara la desición de que el menor no se buscara a nadie más y lo bautizara como su "juguete", ahora se había esfumado de su mente, al menos de momento. Su cuerpo tembló sobre el regazo del profesor, estaba a punto de venirse otra vez y se aferró fuerte al mismo, perdiendo la mirada nublada de placer en los jardines de enfrente, viendo como subía y bajaba cuando de rrepente cerró los ojos y dejó caer su mentón sobre el hombro de Ancel, viniéndose por segunda vez y alertando unos espamos en el ajeno. Se preguntaba si acaso sentiría...

-Niaa¡...nnng...-exhaló un profundo jadeo como si dejara escapar ese aire en sus pulmones que le había costado juntar, con aquellas embestidas casi no le daban tregua a poder respirar normalmente. Tan solo podía permitirse pequeñas tomas de aire antes de que otra profunda estocada le robara el aliento.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ancel Dieter

Docentes
avatar

Mensajes : 460

MensajeTema: Re: Heridas que Matan...   Lun Jun 18, 2012 1:10 pm

Un cuerpo voluptuoso, aun cuando las lineas fueran delicadas y juveniles era lo que tenia entre brazos, un ser seducido, llevado a los mas profundos placeres, que experimentaba por primera vez la placeres era una delicia sin duda alguna, el saberse el primero, ser el culpable de manchar y mancillar un cuerpo semejante, y no un simple chico cualquiera, si no un joven principe, aquello de alguna manera le hacia gracia.

Las arremetidas contra ese cuerpo fueron estocadas produndas e intensas, casi como si quisiera partirle, los espasmos que tuvo nuevamente Shaesar al ser victima de un segundo orgasmo fue todo lo que necesito Ancel para darse alivio a si mismo, justo en instante en que la estreches alrededor de su miembro le estimulaba. Un ultimo gemido al tiempo en que estrechaba ese cuerpo fue todo lo que salio de labios del mayor al tiempo en que se corria en el interior profanado del albino, le dejo sencillamente descansar sobre su cuerpo y el mismo se dio tiempo para recuperar el aire que escapaba de sus pulmones.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Shaesar

Estudiantes
avatar

Mensajes : 507

MensajeTema: Re: Heridas que Matan...   Lun Jun 18, 2012 5:28 pm

Su ser se compulsionó de nuevo ante la avalancha de penetraciones, tembló y su boca se abrió para gemir sonoramente en sintonía con Ancel ,arqueandose y favoreciendo la cumbre de su orgasmo. Aquella esencia fluyó en su interior, percatándose en su ser de como lo llenaba por completo.

Quedó rendido ante sus propios límites y la agradable sensación que recorría su cuerpo, mientras intentaba recuperar el aliento. Podía sentir su caliente esencia dentro del, la sensación de pertenecerle por entero al otro era tan extraña. Mas relajado cerró los ojos, sonrosándose apenado por notarlo tan dentro.Tampoco quería que saliera, se sentía tan unido a él. Jadeó debilmente, dejando que su cálida respiración chocara contra el pecho descubierto, sus finos dedos dedos de porcelana permanecían allí posados, pero casi ni se apoyaban, dejando apenas sentir las yemas de sus dedos sobre la piel de su amado.

En ese instante Shaesar si podía considerarse un angelito, estaba satisfecho y tranquilo, como si su tormenta interior se huviera calmado. No pensaba, no maquinaba, las frasecitas incordiantes habían desaparecido de sus labios dando paso a un estado de completa sumisión.

-Mmm....-algo mimoso frotó su mejilla contra Ancel y sus manos rodearon despacio la cintura del mayor, cerrando allí los ojos mientras se tomaba el lujo de escuchar los latidos de su corazón, ese que de alguna forma quería alcanzar, dejando un pequeño beso sobre este.

Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ancel Dieter

Docentes
avatar

Mensajes : 460

MensajeTema: Re: Heridas que Matan...   Sáb Jun 23, 2012 11:30 pm

-Asi que esto es lo que se necesita para que te quedes callado...-

Menciono levemente cuando sintio aquella mejilla sobre su pecho, los labios como si pidieran algo o como si esperara algo.

-Con que fantasea esa pequeña cabecita?-

Solo un momento permanecio quieto con el cuerpo del menor abrazado a su cuerpo, pero no era ni el momento ni su deseo el quedarse justo ahi, con la pinta que llevaban ambos, semi desnudos y completamente empapados de sudor y otros fluidos.

-Es tiempo ya... alguien podria venir, no lo piensa asi joven Bismarck?.-

Regresaba aquel pracmatico profesor que no dejaba de ver al albino como un simple alumno mas aun cuando la posicion que tenian no era precisamente esa, se removio un poco, lo suficiente para sacar su miembro ya completamente normal de aquel agradable interior.

-Imagino que tendre que llevarle hasta su cuarto o a un aseo...-

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Shaesar

Estudiantes
avatar

Mensajes : 507

MensajeTema: Re: Heridas que Matan...   Dom Jun 24, 2012 4:56 pm

Mentiría si dijera que no le había gustado, pero las sensaciones habían sido tan intensas para su cuerpo inexperto que sentía que de algún modo había sido más de lo que debería ser. Demasiado intenso y eso mezclado a sus dudas producía inseguridad.

-Nnng...que al profesor pervertido...se le intensificó demasiado la lujuria...mmmh...-gimoteó mientras salía del, apoyándose en su pecho aún jadeante y sintiendo el espeso simiente manar de su entraba.-Tsk...

Sus ojos alertaron los arañazos en la curtida piel de Ancel y las mordidas, lo había dejado bastante llamativo. Sus mejillas se chapotearon de rojo carmín y enseguida se apartó del mayor, tomando sus ropas y colocándose la camisa presuroso de seguro su aspecto estaría similar.

-¿acompañarme?...-lo observó sorprendido, mostrando cierta molestia en su trasero al andar y terminando por apoyarse en la banca. Obvio necesitaba ayuda, pero era bastante testarudo en mostrarse fuerte e independiente ante los demás y después de lo que allí había sucedido, su alarma estaba puesta.-¿y no sería más discreto ir por separado?...ya me entiende...

Masculló de pronto entre dientes mientras su flequillo ocultaba su rostro avergonzado, ahora parecía muy complicado para él mantener la compostura frente al otro.

-Ya me dejó claro que nadie más debería tocarme a ecepción de us-ust ...tú, tú...-parecía perdido, dudoso, a saber que cruce de ideas tenía.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ancel Dieter

Docentes
avatar

Mensajes : 460

MensajeTema: Re: Heridas que Matan...   Mar Jun 26, 2012 8:01 pm

-Discrecion?, discresion para que o por que razon?.-

Menciono tranquilamente mientras miraba un poco uno de los hombros, sentia el escozor de las heridas que esas garritas y dientitos del albino habian dejado en su piel, sin lugar a dudas el caracter del mas joven cambiaba en momentos asi, tal cual sabia.

-Soy un simple profesor ayudando a uno de mis alumnos, no es nada fuera de lo comun que un jovencito como usted joven Bismarck se pueda sentir mal por el clima de este sitio-

Se sonrio con altivez en ese momento mientras le miraba en esos intentos para caminar e inclusive le causo gracia el pudor que parecia tener le mas joven.

-Puedo decir que es mas agradable cuando esta domado por el deseo y el cansancio, su caracter se vuelve mas tolerable, inclusive podria decir que se transforma a algo agradable.-

Se coloco la camisa , pero tuvo cuidado en sacar el pañuelo que solia cargar para tratar de limpiarse un poco, aquel aroma de sexo no iba a poder sacarselo hasta que no se diera un buen baño eso era un hecho.

-Aceptara mi ofrecimiento para ayudarle o sufrira el andar y encima el subir esas escaleras que seguro seran molestas en estos instantes.-
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Shaesar

Estudiantes
avatar

Mensajes : 507

MensajeTema: Re: Heridas que Matan...   Sáb Jun 30, 2012 1:10 pm

-¿Sentirme mal por el clima de este sitio?...mmm...no, no me parece buena idea lucir débil de salud, por que basicamente es lo contrario. -sacudió la mano en son de negación descartando esa idea de inmediato y observando al otro con un poco de soberbia.-bastará con un ligero esgince o algo así fingido...prefiero algo que se muestre temporal.

Se le quedó viendo fijamente por su comentario, como si estudiara algo detenidamente del más adulto, como si vigilase el más mínimo de sus movimientos. Seguía caminando patoso, metiendo la mano en el bolsillo de su pantalón para sacar un pañuelo y limpiándose un poco apurado, como si tuviera prisa en esconder lo allí acontecido.

-¿Agradable yo?...je, no se equivoque conmigo...-algo en aquel comentario le había sonrosado las mejillas y aún así sonrió de medio lado orgulloso, dormarlo a él jamás.-Creo que después de todo...Alexander tenía razón.

Meditó un instante lo que le decía, como le insistía y se ofrecía de aquel modo. Por más vueltas que le daba a su mente no encontraba la fórmula que se adecuara a lo allí acontecido, seguramente si fuera más experto en el tema del "amor" huviera dado con la clave mucho antes, pero de momento Ancel tenía carta blanca en ese asunto y esa inocencia en el menor era su ventaja en realidad.

-Aceptaré su ayuda...-murmuró timidamente mordiéndose el labio inferior y terminando de vestirse. De pronto extendió su brazo hacia una dirección.-mi maletín, por favor.

Ese molesto dolorcillo del maldito resbalón incluía cierta dificultad a la hora de agacharse, esperaba que con un buen descanso la punzadas se calmaran.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ancel Dieter

Docentes
avatar

Mensajes : 460

MensajeTema: Re: Heridas que Matan...   Mar Jul 03, 2012 1:49 pm

-Escoja usted joven Bismarck, los detalles son lo que menos me importan en situaciones asi, no soy yo quien tiene que mentir para cubrir una pecaminosa relacion profesor-alumno.-

Menciono terminando de arreglarse la ropa, las flores de aquel sitio seria los testigos silenciosos de aquel acto carnal ocurrido, uno que presentia se iba a estar repitiendo hasta que se hartara del mas joven o encontrara algun juguete para romper. Tomo el maletin sin ningun tipo de remordimiento, sonriendo un poco.

-Prefiere que lo lleve en brazos o que cargue con el maletin, mi generosidad para con su pequeña alteza no es tanta.-

Coloco el maletin sobre el banquillo, casi como si algo estuviera cruzando por su mente de repente, podia notarsele en la mirada y esa sonrisa calmada y algo casi macabra que se abria paso en los labios del mayor. Todo sencillamente por un nombre que salia de labios del albino.

-En que se supone que tenia razon, Alexander?.-

Pregunto sin una pizca ya de sentimiento y casi con molestia.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Shaesar

Estudiantes
avatar

Mensajes : 507

MensajeTema: Re: Heridas que Matan...   Mar Jul 03, 2012 4:44 pm

-¿Así piensa comenzar el curso?...también lo hago por su bien, o no es muy consciente aún de a quien le metió mano.

Comentó algo sorprendido por aquella actitud tan relajada, pero por algún motivo una parte del confiaba en Ancel y hasta estaba extrañamente tranquilo, saciado, lo que fuera, se sentía extraño con aquella presencia. Si creyó que consiguiendo algo con Ancel su espíritu se calmaría que tan equivocado estaba, ese sentimiento marcaba con avidez la diferencia y crecía.

-Pequeña?...tsk...no tanto...-sus mejillas se sonrosaron otras vez ante aquel ofrecimiento, agachando la mirada y tardando en responder.-casi no notara la diferencia si es que es tan robusto como presume...no?

Se inclinó ligeramente tomando su maletín y sufriendo en silencio un ligero tirón. Sí, la idea de que lo llevaran en brazos no estaba descartada. Cuando de pronto escuchó su pregunta su expresión cambió y abrazó el maletín. Sonrió maligno para sus adentros pero sin mostrarlo por fuera, había logrado picar un poco la curiosidad del mayor, justo lo que buscaba. Le sonrió ligeramente y natural, con cierto matiz de inocencia y hasta resignación, nada que ver con su interior maquiavélico.

-Own¡ nada en concreto...mjmjmj...usted escuchó algo de que andaba frustrado ultimamente con las relaciones carnales?...-se llevó la mano finamente a los labios y su mirada naranjadienta se entrecerró, contrastando con el blanco sus pestañas y esa delicada expresión que adquiría el conjunto de su rostro.-finalmente no huvo necesidad de palabras.

Murmuró con parsimonia.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ancel Dieter

Docentes
avatar

Mensajes : 460

MensajeTema: Re: Heridas que Matan...   Vie Jul 06, 2012 10:50 am

-Recuerde joven Bismarck, que soy un perezoso hombre de la nobleza que con todo y mi complexion no estoy acostumbrado a los trabajos que requieran de fuerza fisica.-

Dijo aquello con tal serenidad que parecia lo decia en serio, termino por acomodarse la ropa y sencillamente avanzo hasta donde estaba el joven albino sonriendo, por un instante le miro a los ojos de manera relajada, habia visto ese pequeño gesto de dolor que el menor hiciera al momento de inclinarse e intuia la magnitud de aquel daño hecho al cuerpo del menor.

-Soy un hombre adulto... no es de extrañar que al no tener un amante fijo, se dedusca que soy adicto al sexo y la compañia, no mencione antes que tambien tengo una reputacion de casanova?.-

Hablo bajo, pero con un tono de voz impregnado de autosuficiencia y orgullo, practicamente la otra cara que nadie conocia de Ancel salia al exterior cuando estaba delante de ese chiquillo de ojos naranjas. Tomo el maletin con los articulos de pintura de Shaesar y la sonrisa maliciosa se le ensancho aun mas, los dedos acariciaron el trasero del mas joven y dejo un pellizco en la premula carne.

-Veo que es usted masoquista... entonces llevare su equipaje o le cargare joven Bismarck?...-

Se agacho lo suficiente para susurrarle al oido.

-Tenga por enterado ahora que sera mi esclavo, que soy bastante sadico, quiza pueda calentarme nuevamente el verlo sufriendo en nuestro trayecto a su cuarto, podriamos repetir ronda ya que esta tan preocupado por mi insatisfaccion carnal.-
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Shaesar

Estudiantes
avatar

Mensajes : 507

MensajeTema: Re: Heridas que Matan...   Sáb Jul 07, 2012 3:20 pm

Respondió con una suave sonrisa ante aquel comentario, como quien opina que sino está acostumbrado siempre podría aprender a estarlo.

-Demonio...-cerró los ojos un instante como si meditara algo o tal vez calmarse de lo que le provocaba tan solo escuchar la inquietante voz de aquel hombre.-y el simple hecho de saberlo lo hace tan atractivo como peligroso.

Se lo estaba tomando como un adulto y hasta sonrió ligeramente, Ancel a su manera ahora mismo había sido sincero. En ese momento trataba con aquella sombra de su pasado de algún modo, pero al mismo tiempo la sensación era diferente. Lo cierto es que nunca intentó ponerle otra cara más que la de indignación a su antiguo amante. Lo distrajo de sus pensamientos al alertarse del maletín y luego....

-Tsk...esas manos¡¡...nng.-dió un respingo sonrojándose violentamente mientras se sobaba el trasero apenado, sentía que aumentaba su debilidad y perdía el control sobre sí mismo cuando lo tenía cerca. Quedó estático, apenas entreabrió los labios cuando lo escuchó con asombro.

-No-no es eso¡¡...-su corazón tamborileó, dando unos hacia atrás y chocando con la valla.-Tsk...esta bien¡¡...oiga, es usted demasiado incoherente y me confunde...y no me gusta que lo hagan¡. Además que necesidad tendría un casanova de exclavizar a una persona?...yo?...no soy una buena elección.

Se acercó a Ancel y tomó del otro lado su maleta, flechándolo mientras le fruncía el ceño, aquel carácter ardiente en el albino parecía encenderse con cierta facilidad en su presencia.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ancel Dieter

Docentes
avatar

Mensajes : 460

MensajeTema: Re: Heridas que Matan...   Lun Jul 09, 2012 12:24 pm

-Un amante es seducido, una pareja es amada, pero un esclavo... sirve sencillamente para satisfacer un deseo, lo que se haga con ese cuerpo esta conectado directamente con el capricho de una persona, piensa seriamente que las personas tienen una sola cara?, es aburrido estar siempre con una misma persona, por que la naturaleza nos dicta mostrarnos tal cual somos aunque intentemos evitarlo...-

Menciono sencillamente, tomando el maletin y dejandolo en la banca.

-Con un amante o una pareja seducida hay reglas a seguir, costumbres y cosas que sencillamente no se deben hacer, pero un esclavo no puede quejarse o si?, sometido a un deseo su obligacion es obedecer, asi pueda practicar los actos mas irreprochables, abominables, siempre que los cuerpos en cuestion esten complacidos que mas da la manera, forma o metodo...no es esa la idea de un esclavo?, intenta parecer maduro, pero le falta tanto por conocer el mundo.-

No tardo en cargar al mas joven, era una manera de evitar que se encaprichara, le encendia esa mirada rebelde, habia sido dominado ese cuerpo y sin embargo el mas joven se negaba a someterse en pensamiento o espiritu.

-Ademas, presenta un reto delicioso domar animalitos salvajes, quiza si continua con esas manera logre mantenerme interesado lo suficiente para que se gradue joven Bismarck.-

Los ojos se hicieron unas finas rendijas y la sonrisa del mayor se volvio algo sombria.

-Y dejeme aclararle una cosa mas... usted no tiene ni voz ni voto, ha perdido todo derecho de protestar en cuanto a lo que sucedera a su cuerpo, puede renegar, llorar o intentar escapar, pero... no me hare responsable si le rompo por su testarudez.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Shaesar

Estudiantes
avatar

Mensajes : 507

MensajeTema: Re: Heridas que Matan...   Mar Jul 10, 2012 5:23 pm

-Aunque no estuve lo suficiente con una persona como para corroborar su teoría de las parejas, lo de verse forzado a mostrar una sola cara debe ser muy incómodo en su caso.

Enarcó una ceja, le preocupaba más su maletín, frunció el ceño cuando lo dejó en la banca, aquel gesto bastó para despistarlo pero luego puso atención a sus palabras. El albino no tenía pensado bajo ningún concepto ser esclavizado por nadie, incluso podía darse el lujo de darle un giro retorcido a todo si se lo proponía.

-Un momento¡...Hey¡¡...-se vió sorprendido al ser cargado y por reflejo se abrazó al cuello del mayor, por un segundo olvidó su pertenencia y lo observó fijamente, pero siendo llevado de esa manera otra parte de su razón deducía que de algún modo el mayor estaba siendo amable. Si es que no exigía algo a cambio luego, definitivamente debía vigilarlo.Podía patalear pero sabía que le dolería, aparte estaba seguro que si incluso huviera estado sano tampoco intentaría escapar, seguía antojado en averiguar más por que quedaban cabos sueltos.

-Antes que nada, defíname eso de actos abominables sino desea morir y desestime desde ya lo de masoquista. No pienso ser su esclavo, le quede claro, mi cuerpo solo responde por mi corazón.-hizo una ligera pausa.-no conozco su forma de vida...pero en cambio haré otra cosa, mi perfecto trasero aristocrático estará cerrado para usted por una buena temporada, no es su culpa pero sabe? debe descansar...

Aquella respuesta por mantenerse hasta fin de curso lo sorprendió, robándole un ligero sonrosado. De verdad que Ancel se contradecía.

-Hechizado? o algo así le entendí en plena euforia...-.seguía vigilándolo, sin fiarse de aquella miradita que le ofrecieron los profundos ojos verdes y menos lo último que dijo, el mayor era tan endemoniadamente sexy como posesivo. El menor abrió los dientes y los clavó con cierta fuerza en el mentón ajeno, flechándolo con la mirada.

-Es un cabezón...pues para mí que la explicación es más sencilla, tal y como dijo su protegido Alexander, lleva una mala racha con las relaciones amorosas o el nombre que sea que usted les da con su estilo de vida...todo quiere que se haga como usted lo dice por que así es más fácil de sobrellevarlo todo, ya me he dado cuenta que no tolera muy bien las opiniones ajenas a sus inquebrantables teorías.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ancel Dieter

Docentes
avatar

Mensajes : 460

MensajeTema: Re: Heridas que Matan...   Vie Jul 13, 2012 9:37 pm

-No se trata de tolerancia, sencillamente me gusta hacer las cosas tal cual pienso son las correctas, si mi ideologia choca con las de otras personas tienen de dos, aceptar tal cual o irse, nadie obliga a nadie a llevar un estilo...-

Sintio aquellos dientitos clavarse en su menton y a modo de respuesta apreto el trasero del menor con intencion de causar molestia.

-No.. usted es quien siempre lleva la contraria, si le dijeran que el uniforme es rojo, por el simple placer de contradecir diria que lo ve verde.... -

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Shaesar

Estudiantes
avatar

Mensajes : 507

MensajeTema: Re: Heridas que Matan...   Sáb Jul 14, 2012 5:36 am

-Estamos de acuerdo.-selló los labios. Ancel era una persona complicada y Shaesar tampoco era de los que se dejaban intimidar o gobernar, el no ponerse de acuerdo con el mayor en algún punto exasperaba, pero no consideraba que fuera tan solo su fallo y tampoco podía cambiaría a su perrito dócil. Giró su rostro hacia las escaleras viendo que ya se acercaban cuando notó el apretón a su trasero.

-Tsk¡¡...cabezón-gruñó por lo bajo aguantando meramente el dolorcillo, de pronto su mirada se entrecerró y su expresión cambió a una más suave. Al decir esclavo una parte del creía comprender de algún modo el significado pero las palabras al mayor a veces le bailaban en los labios, como si realmente deseara fastidiarlo o provocarlo. A esas alturas ya sabía de sobra como respondía el albino.

-...-No dijo nada, estaba muy enojado y por una vez intentaría no discutir acurrucándose en el ajeno. Jadeó pesadamente, ceder, ceder, odiaba ese verbo y para colmo el mayor ya le había encontrado un regusto retorcido. Pero a cambio sintió agradable estar simplemente ahí. El agradable calor que manaba del cuerpo ajeno y le fastidiaba de algún modo, por que sabía no podía enojarse del todo con él y se ablandaba.-Pienso darme una buena ducha nada más llegar, fué mi primera vez...por hoy si podría ser tolerante.

Murmuró suave y sin tonos molestos, su mirada angelical se alzó dulce y tierna, suplicante.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ancel Dieter

Docentes
avatar

Mensajes : 460

MensajeTema: Re: Heridas que Matan...   Vie Jul 20, 2012 9:09 am

El caracter explosivo del albino era sencillamente divertido, el fastidiarle un poco le traia un re gusto de lo mas perturbador, debia admitir, que lidiar con seres con ese caracter no parecia del todo desagradable si se lo tomaba como un pasatiempo mas. El viaje hacia la casa azul no fue del todo tranquilo, tras un par de miradas curiosas y alguno que otro saludo entre profesores habian llegado hasta el sitio.

-Asi que le dara un sentido soñador a todo lo que ha pasado joven Bismarck?.-

Menciono sencillo tras se ntir como se acurrucaba y mencionaba aquellas simples palabras, sin mucho ajetreo subio las escaleras, hasta el sitio donde se suponia estaba la alcoba de el pequeño principe. Justo ante la puerta se detuvo, solo mirando aquella expresion que para nada pegaba con lo que el conocia del caracter del menor.

-Asi que hasta usted puede poner ese tipo de expresion?.-

Elevo una de las cejas, como si buscara algo en concreto tras mencionar aquellas simples palabras.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Shaesar

Estudiantes
avatar

Mensajes : 507

MensajeTema: Re: Heridas que Matan...   Sáb Jul 21, 2012 6:02 am

-No exactamente, pero puede ser algo tranquilo si se lo propone.

Debería importarle su alrededor y las gente que los miraba, pero pensaba que su coartada estaría bien y solía ser muy seguro de si mismo, fingiendo con su naturalidad característica. Ancel no portaba un dulce angelito precisamente pero si alguien que lo quería...

Por algún motivo sonrió malicioso al ver como el sexy ojiverde enarcaba una ceja por su petición, aprovechando ese instante no respondió, solo se acercó timidamente robándole un beso. Mordisqueó inocente los labios ajenos hasta sentirse saciado y al final su pequeña lengua los lamió suave.

-Gracias por traerme.-dicho eso, se bajó notando aún la punzada, aunque mañana de seguro era cuando las agujetas molestarían de verdad. Buscó la llaves de su habitación tranquilamente, como si la cariñosa acción de un chico recientemente virgen pudiera pasarse por alto.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ancel Dieter

Docentes
avatar

Mensajes : 460

MensajeTema: Re: Heridas que Matan...   Miér Jul 25, 2012 9:42 am

-Esta jugando con fuego joven Bismarck...-

Menciono cuando aquellos labios se separaron de su boca tras sentir la intrusion de esa osada lengua. No termino por decidirse entre reir o sentirse molesto con ese pequeño albino que parecia no querer comprender la situacion en la que se encontraban. No hizo nada por detenerle una vez que bajo de sus brazos y le observo con atencion, seguramente para la mirada de muchos Shaesar solo estaria con pequeñas molestias a causa de un tobillo herido, aun cuando el secreto del pequeño tambaleo o las expresiones de dolor solo significaran algo para el mas joven y el castaño.

-Le enviare un permiso joven Bismarck, por lo menos tres dias trate de no meterse en problemas.-

Aquella simple frase era mas bien una advertencia para el tiempo que seria quiza un proximo encuentro. Su mente comenzaba a maquinar ya varias cosas para calmar a esa fierecilla y divertirse el de paso.

-Si me disculpa.. esta ya en terreno seguro, me retiro entonces.-
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Shaesar

Estudiantes
avatar

Mensajes : 507

MensajeTema: Re: Heridas que Matan...   Jue Jul 26, 2012 5:07 pm

Se preguntaba de cuanto más tiempo dispondría para disfrutar de las miradas de su profesor, cada una era diferente y debería aprender a distinguirlas.

-Mmm...-ante aquella afirmación mostró cierta satisfacción en el rostro, como si huviera logrado algo y entrecerró la mirada en un gesto insinuante, que se tramaba era un misterio.-tenga cuidado, me tomaré mi tiempo estos días para decidir con quien estar.

Murmuró de pronto mientras entraba y giraba un poco para apoyarse en el marco de la puerta, dejando la mirada en alto para sostenersela al grandullón, esa predilección por buscar algo que lo fastidiara no tenía precio.

-Buenas tardes profesor, aunque eso de jugar con fuego me dejó una pequeña duda, solo los amantes y las parejas se dan un beso de despedida? no fué tan malo lo que hice.

Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ancel Dieter

Docentes
avatar

Mensajes : 460

MensajeTema: Re: Heridas que Matan...   Mar Jul 31, 2012 11:17 am

Los ojos se clavaron en los ajenos y media sonrisa se marco en aquellos labios, casi con crueldad los ojos se volvieron frios, indiferentes.

-Con quien desee estar joven Bismarck, lo que haga o deje de hacer con su cuerpo es problema suyo, pero...-

Se acerco peligrosamente al menor, tomandole con fuerza del cuello, susurro sobre los labios ajenos con un timbre de voz que rayaba en lo frio y casi de inframundo.

-Tome en cuenta que es mi esclavo... y los castigos que imparto distan mucho de lo que esta pensando.-

Le solto sencillamente con aire indiferente mientras comenzaba a caminar por el pasillo para salir de la residencia de los estudiantes.

(XD no me hagas decidir ja jajaja jamas decido)
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Heridas que Matan...   

Volver arriba Ir abajo
 

Heridas que Matan...

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 3 de 4.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

 Temas similares

-
» Las Heridas Sanaran Para Poder Los Sueños Alcanzar
» Curando heridas {Libre}
» Sanando las heridas.
» [Pocket Pirates Grupo 3] Mientrás otros se matan, !nosotros vamos por el ron!
» Muerte por rayos

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Ehrestolz Akademie :: Terreno Ehrestolz :: Invernadero-